Fonseca

Fonseca es el primer embajador colombiano de Save the Children

El cantante y compositor colombiano Fonseca se une a “Save the Children” como Embajador Buena Voluntad, para ponerle fin a la discriminación y la desigualdad en el marco de la campaña “Hasta el último niño y niña”, que busca que 15 millones de niños y niñas gocen de servicios básicos con calidad.

En el mundo son muchos los artistas y deportistas que apoyan la causa de “Save the Children”. Personalidades como: Cristiano Ronaldo, Jennifer Connelly, Jennifer Garner y Julianne Moore, entre otras, hacen parte de esta iniciativa que busca salvar las vidas de niños y niñas para ayudarles y defender sus derechos

Con el apoyo de Fonseca se fortalecerán nuestros procesos de transformación y se le dará mayor visibilidad a la loable labor del trabajo por el futuro de nuestra niñez, haremos lo que haga falta para salvar y mejorar las condiciones de vida de la infancia y llegar hasta el último niño y niña” , afirma María Paula Martínez, Directora de “Save the Children Colombia”.

En 2015, la organización apoyó a más de 109 mil niños, niñas, adolescentes y adultos colombianos en zonas de conflicto. Para este año la meta es ampliar su cobertura, de ahí, la importancia de que Fonseca se una como Embajador Buena Voluntad  como inspiración para que más guardianes de la infancia existan en el país.

El amor y la solidaridad con la niñez es un compromiso de todos. Yo me uno como artista para llevar el mensaje y que cada vez más colombianos se sumen a esta causa”, afirma Fonseca.

Los Embajadores de Buena Voluntad desempeñan un papel fundamental para crear una mayor conciencia sobre las problemáticas que afectan a la niñez y  logrando que más personas apoyen a los niños y niñas a tener pilares fundamentales como: la educación, protección, participación, la atención de emergencias y la salud.

 

Sobre Save the Children

Nace en 1919 después de la Primera Guerra Mundial como una organización dispuesta a mejorar la vida de niñas y niños alrededor del mundo. Fundada por la enfermera inglesa Eglantyne Jebb hoy en día, es la organización de derechos y de ayuda humanitaria más grande del mundo, fundada por una mujer.

En Colombia aparece por primera vez tras la tragedia de Armero y desde entonces ha participado en grandes hitos del país hermano como la creación del Código de la Infancia y Adolescencia. Su objetivo es impulsar avances significativos en la forma en que el mundo trata a los niños y niñas, con el fin de generar cambios inmediatos y duraderos en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *