¿Acidez o algo más serio?

WILMINGTON, Delaware, 26 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ – Todos hemos sufrido alguna vez de malestar estomacal con las comidas que nos encantan. Sin embargo, cuando se tiene acidez u otro tipo de malestar con frecuencia, el culpable no es solamente la dieta. Los síntomas podrían indicar un problema mucho mayor: uno que es mejor tratar conversando con el doctor sobre lo que podrían significar realmente estos síntomas.

Quienes tienen acidez por lo menos dos veces por semana, aun después de usar remedios caseros y de cambiar la dieta, podrían sufrir de una condición potencialmente seria llamada enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE), comúnmente conocida como enfermedad de reflujo ácido. Por cierto, se calcula que 6.1 millones de estadounidenses de origen hispano en los Estados Unidos padecen de ERGE.

La ERGE ocurre cuando el contenido del estómago sube por el esófago. Con frecuencia se confunde con la acidez ocasional, pero la acidez frecuente y persistente es, en realidad, el síntoma más común de la ERGE. Ese error común puede ser peligroso, puesto que la ERGE es una condición crónica y, si no se trata, podría derivar en otras condiciones médicas más serias, como las erosiones de esófago.

Afortunadamente, en los últimos tres años, los estadounidenses de origen hispano han tomado cada vez más conciencia sobre la ERGE, aunque todavía queda mucho por hacer para cuidar la salud de los estadounidenses de origen hispano.

La conciencia sobre la ERGE sigue aumentando, pero todavía hacen falta las visitas al doctor…
Una nueva encuesta evaluó qué tan bien comprendían la ERGE y sus síntomas unos 1,000 estadounidenses de origen hispano. La encuesta, realizada en abril de 2008, tenía el objetivo de medir si había habido algún progreso en cuanto a la educación sobre la ERGE, en base a una encuesta realizada en 2005.

Los resultados demostraron que el 69 por ciento de los estadounidenses de origen hispano están familiarizados con los términos comunes usados para describir la ERGE. Esto representa un aumento constante en comparación con la encuesta anterior, que demostró que solamente el 34 por ciento estaba familiarizado con los términos comunes para describir esta condición.

Desafortunadamente, a pesar de una mayor conciencia, la encuesta demostró que la cantidad de estadounidenses de origen hispano que consultan con un doctor por sus síntomas relacionados con la ERGE permanece igual desde 2005. Más de la mitad de los encuestados que indicaron sufrir de ERGE (y quienes sabían qué tan seria es la condición) dijeron que no habían consultado a un doctor.

Esta es una estadística importante y reveladora, puesto que es necesaria una estrecha colaboración con los doctores para controlar de manera adecuada y eficaz los síntomas de la ERGE.

“Los resultados de la encuesta de seguimiento son alentadores, puesto que demuestran que los estadounidenses de origen hispano están tomando una actitud más activa en su atención médica personal, y se están informando mejor sobre la prevalencia de la ERGE en sus comunidades”, dijo Marta Illueca, M.D., especialista en gastroenterología de AstraZeneca LP, quien propuso la encuesta original. “Pero con más de seis millones de estadounidenses de origen hispano que padecen de una condición que podría tener un serio impacto en su estilo de vida, es mucho más necesario para nosotros comprender los signos y síntomas de la ERGE y conversar con nuestros doctores para ayudar a diagnosticar y tratar la enfermedad”.

La identificación y el tratamiento de la ERGE

La nueva encuesta también indicó que los estadounidenses de origen hispano ahora pueden identificar con más facilidad los síntomas de la condición. El sesenta y cinco por ciento de los encuestados indicó que en la actualidad ellos mismos o una persona de su grupo familiar padece síntomas relacionados con la ERGE dos o más veces por semana.

La ERGE afecta a una gran parte de la población estadounidense de origen hispano, pero cualquiera puede presentar la enfermedad. Por cierto, aproximadamente 60 millones de adultos estadounidenses sufren síntomas de ERGE más de dos veces por semana. Los riesgos aumentan con la edad, pero los síntomas de la condición se pueden aliviar con el tratamiento adecuado.

Lo mejor para determinar las alternativas adecuadas para controlar los síntomas de la ERGE es consultar un doctor y mantenerse al tanto de la información más actualizada sobre esta condición. Si deseas obtener más información sobre la ERGE, visita www.GERD.com o www.familiassanas.com o llama al 1-866-271-7278.

ERGE DE UN VISTAZO

Consulta con tu doctor si sufres estos síntomas comunes de la ERGE:

– Acidez
– Eructos
– Sabor ácido o agrio en la boca
– Ronquera
– Tos persistente

Alternativas comunes para el tratamiento de la ERGE:

– Los antiácidos neutralizan el ácido estomacal
– Los agentes que protegen la mucosa protegen la capa interna del esófago.
– Los agentes que promueven la movilidad ayudan a que el estómago se vacíe con más rapidez.
– Los Inhibidores de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés) reducen la cantidad de ácido que produce el estómago

Estos cambios en el estilo de vida han demostrado tener un efecto positivo sobre los síntomas asociados con la ERGE en ciertos pacientes:

– Adelgazar
– Dejar de fumar
– Usar vestimentas sueltas
– Consumir porciones más pequeñas
– Elevar la cabecera de la cama para dormir
– Esperar por lo menos 3 horas antes de acostarse después de comer
– Evitar ciertos alimentos y bebidas, entre ellos: chocolate, menta, bebidas alcohólicas, bebidas con cafeína, bebidas cítricas, alimentos a base de tomate, alimentos con alto contenido de grasa o fritos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*