Rays obtienen a Dickerson de Colorado por McGee

ENGLEWOOD, Colorado, EE.UU.- Con jardineros de sobra en su roster, los Rockies de Colorado decidieron desprenderse de Corey Dickerson.
Los Rays de Tampa Bay adquirieron el jueves a Dickerson de los Rockies a cambio del relevista zurdo Jake McGee.

La transacción incluyó a jugadores de ligas menores que cambiaron de bando. Los Rockies obtuvieron al derecho venezolano Germán Márquez y los Rays recibieron al tercera base Kevin Padlo.

Además, Tampa Bay anunció la contratación del primera base y jardinero Steve Pearce, fichado con un contrato de un año y 4,75 millones de dólares.

Colorado contaba con un exceso de jardineros que bateaban como zurdos tras la reciente adquisición del venezolano Gerardo Parra. Dickerson, quien aún no puede aspirar al arbitraje salarial, fue el prescindible en lugar del venezolano Carlos González y Charlie Blackmon.

Dickerson, de 26 años, bateó para .304 con 10 jonrones y 31 remolcadas en 65 juegos la pasada campaña. Estuvo inactivo al inicio de la campaña debido a una fascitis plantar y luego una fractura de las costillas.

Se suma a un club que también cuenta con demasiados jardineros. El roster de Tampa Bay incluye a Desmond Jennings, Kevin Kiermaier, Steven Souza Jr. y Brandon Guyer. Salvo un cambio, uno de ellos acabará como el bateador designado.

McGee es otra pieza en el renovado bullpen de los Rockies. Tuvo su mejor temporada hace dos años, con foja de 5-2, 1.82 de efectividad y 19 rescates en 73 apariciones. Luego de operarse el codo en el receso, inició la pasada campaña en la lista de lesionados y acabó con marca de 1-2, 2.41 de efectividad y seis rescates en 39 apariciones.

El pitcher de 29 años había aceptado este mes un acuerdo de 4,8 millones por un año.

Colorado incorporó a un par de ex cerradores con contratos de dos años al garantizarle 10 millones a Jason Motte y 6 millones a Chad Qualls. Su relevista derecho Adam Ottavino volvería alreador del Juego de Estrellas someterse a una cirugía Tommy John en mayo del año pasado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*