Barcelona remonta al Atlético con goles de Messi y Suárez

El argentino Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez volvieron a resultar decisivos para el Barcelona el sábado al marcar los dos goles que permitieron al equipo azulgrana remontar y ganar 2-1 al Atlético de Madrid, con lo que tomó el liderato en solitario de la liga española y fortaleció considerablemente sus opciones de revalidar su título de campeón.

Jorge Resurrección “Koke” había puesto en ventaja al equipo rojiblanco a los 10 minutos, pero Messi niveló a los 30 y Suárez decantó definitivamente la balanza a los 38, dejando al Barsa con 51 puntos por la 22da fecha del torneo, y al Atlético, que acabó con nueve hombres por las expulsiones de Filipe Luis (45) y Diego Godín (64), segundo con 48 unidades.

“Conseguimos darle un golpe a la liga y estamos bien en todas las competiciones. El Atlético venía muy fuerte y necesitábamos distanciarnos”, valoró el arquero chileno, Claudio Bravo.

Los azulgranas, que hilvanaron su 26to partido consecutivo sin perder y siguen invictos en su estadio en la temporada, tienen un encuentro pendiente en cancha del Sporting de Gijón, correspondiente a la 16ta fecha y programado para el 17 de febrero, y también cuentan con balance goleador favorable respecto al Atlético.

El equipo dirigido por el argentino Diego Simeone, que cayó eliminado el miércoles de la Copa del Rey y no ha ganado ninguno de sus cuatro últimos partidos, permitió dos tantos en contra cuando previamente solo había encajado tres a domicilio en la liga.

“Mantuvimos nuestro perfil incluso en inferioridad. No tengo nada que reprochar a mis jugadores”, argumentó Simeone, elogioso de Suárez y esperanzando con seguir peleando el campeonato. “El Barsa va bien encaminado y falla poco, pero queda liga”.

El Real Madrid, tercero con 44 unidades, recibe el domingo al Espanyol con el doble objetivo de acercarse al Atlético y distanciarse del cuarto clasificado Villarreal, que se impuso de local 1-0 al Granada gracias a un penal transformado por Bruno Soriano (55), e igualó la puntuación de los “merengues”.

La jornada sabatina registró también la victoria a domicilio del Málaga, 2-1 ante el Eibar, con goles de Juanpi Añor (45) y el paraguayo Roque Santa Cruz en los descuentos; Borja Bastón recortó en el último instante.

Igualmente ganó fuera el Athletic de Bilbao, 1-0 en Getafe, por vía de Iñaki Williams (24).

Xabi Prieto (18) e Iñigo Martínez (33) marcaron en la victoria de la Real Sociedad, 2-1, sobre el Betis, que recortó mediante Rubén Castro (51).

Suárez se distanció en la tabla de máximos cañoneros con su 19na diana del torneo y 31ra en todas las competiciones, mientras que Messi cuenta ya 12 y 21 para el Barsa, que mantiene intactas sus esperanzas de conseguir el triplete de liga, copa y Liga de Campeones por segunda temporada consecutiva.

“Planteamos el partido al ataque y tuvimos una gran respuesta tras un inicio difícil. El resultado es muy bueno”, comentó el técnico Luis Enrique.

El plan de Simeone pareció funcionar de inicio, pues Saúl Ñiguez inició las hostilidades con un zurdazo envenenado buscando el rincón, tapado en última instancia por Bravo a mano cambiada.

Nada pudo hacer el arquero chileno, sin embargo, en el tanto inicial, impulsado con la diestra por “Koke” desde el corazón del área, tras cruce del veloz Yannick Carrasco y maniobra de atracción de Antoine Griezmann.

Cómodo sobre la cancha, el Atlético empezó a gustarse con el balón, pero el ímpetu rojiblanco se vio mermado con la primera tarjeta amarilla a Godín, excesivamente bravo en el marcaje a Suárez, quien arrancó la reacción local con un zurdazo angulado que repelió como pudo Jan Oblak.

Inclinada de repente la cancha, el empate llegó por la vía habitual de Messi, instintivo y voraz rematador de un pase raso de Jordi Alba tras recorte sobre José Giménez, quien se venció al piso y facilitó la asistencia.
El central uruguayo no estuvo mucho mejor en el tanto de Suárez, pues permitió que su compatriota le ganara la posición en el área y cruzara un pelotazo de Dani Alves entre las piernas de Oblak.

Esperando reagruparse en la caseta, el Atlético empeoró su panorama al filo del descanso, cuando Filipe Luis vio la tarjeta roja directa por una patada sobre Messi.

Pese a ello, la reacción visitante fue meritoria, pues el omnipresente Carrasco centró un balón de oro que Griezmann remató acrobáticamente, solo para verse negado por Bravo, quien estiró lo justo el pie para desviar.

La atajada resultó clave, pues evitó el repliegue definitivo del Atlético y permitió a Suárez seguir martilleando la defensa rojiblanca hasta provocar la segunda amarilla de Godín, acelerado en su intervencionismo y condenado a la expulsión.

La lesión de Fernández confirmó la mala tarde del equipo de Simeone, que bastante hizo con evitar el tercer tanto en disparos de Alves y el ex rojiblanco Arda Turan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*