Consumir cigarrillos perjudica la imagen de las personas

Fumar no sólo afecta los pulmones. Dejar de fumar puede beneficiar a las personas, ya que se aminoran los problemas de mal aliento y se atenúan las líneas de expresión a nivel de los labios

El tabaquismo es una enfermedad que puede causar problemas estéticos, de higiene, autoestima y salud, capaces de perjudicar a la persona en su ámbito social y familiar. El consumo excesivo de cigarrillos trae como consecuencia una disminución del rendimiento físico, mal aliento, coloración amarilla en los dientes y las uñas, lo que afecta la imagen y salud de la persona.

La doctora Xiomara Giménez de Salazar, odontólogo periodoncista e implantólogo, comentó que los beneficios de dejar de fumar comienzan al instante después de consumir el último cigarrillo. Destacó que a los pocos días de abandonarlo, la persona puede notar mejoras en su aliento y cierta disminución de las líneas de expresión a nivel de los labios; además de atenuarse el color amarillento de los dientes.

Giménez indicó que el uso de terapias farmacológicas como la vareniclina, benefician a quienes se proponen dejar de fumar, ya que actúa a nivel de los receptores cerebrales nicotínicos, inhibiendo el deseo de fumar. “Por una parte bloquea los receptores cerebrales nicotínicos y por otro lado produce una pequeña pero sostenida liberación de dopamina, con lo cual se controlan o se disminuyen los síntomas de abstinencia”, explicó.

En cuanto al ámbito emocional, la también presidenta de la Federación Iberopanamericana de Periodoncia, indicó que un fumador puede presentar síntomas de rechazo o baja autoestima, pues siente temor de acercárseles a las personas debido a su apariencia, por lo que al dejar de fumar logran una mejor interacción social.

Según la doctora Giménez, al dejar el cigarrillo se modifican los factores de riesgo que afectan la salud, detectándose cambios en la frecuencia cardíaca, hipertensión arterial, valores de colesterol y triglicéridos. “Mejora la circulación, se restablece la función pulmonar, hay disminución en el riesgo de padecer infartos, enfermedad arterial coronaria y pulmonar obstructiva crónica, cáncer, entre otros”.

La especialista indicó que el tabaquismo es el factor de riesgo modificable que más contribuye a la morbimortalidad por problemas cardiovasculares. “Diversos estudios han confirmado que el riesgo de aparición de enfermedad coronaria aumenta con la cantidad de tabaco consumida y el tiempo de la adicción, disminuyendo si se trata la enfermedad del tabaquismo”, concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*