Depresión, Ansiedad y Fobia Social ¿cómo tratarlas?



Presentación de la nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Especialistas de todo el país se reunirán en el Simposio “Ansiedad y Depresión en 4 tiempos” que se llevará a cabo este viernes 21 de junio en la ciudad de Barquisimeto

La depresión y la ansiedad son enfermedades que han afectado a la humanidad durante toda su historia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la prevalencia de estas patologías ha aumentado en los últimos años debido a factores ambientales como el estrés y el ritmo de vida acelerado. De hecho, en el mundo hay más de 350 millones de personas con depresión; sin embargo, debido a la estigmatización que todavía existe de este trastorno, muchos de los afectados no reconocen su enfermedad y no buscan tratamiento.
Con la intención de dar a conocer los últimos avances sobre estas enfermedades y la forma de tratarlos médicos especialistas se reunirán en el Simposio “Ansiedad  y Depresión en 4 tiempos” que se llevará a cabo este viernes 21 de junio en la ciudad de Barquisimeto.  En el evento se presentará la nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5, que fue dado a conocer en mayo de este año en el encuentro anual de la Sociedad Estadounidense de Psiquiatría. 
Según el manual la depresión se caracteriza fundamentalmente por una alteración del sistema nervioso central donde las personas comienzan a ver al mundo con pesimismo, tienen una sensación intensa de dolor psicológico, todo les da igual, pérdida del placer por lo que antes disfrutaban, existe sentimiento de culpa y pensamientos de muerte, ruina y enfermedad. Según la OMS está entre las 10 primeras causas de discapacidad en el mundo.
Mientras que los trastornos de ansiedad son un conjunto de cuadros divididos en: trastornos de pánico, de ansiedad generalizada, fobias y trastornos por estrés agudo o post traumático. Los mismos tienen como base el incremento del miedo, una sensación de aprehensión temerosa de que algo malo va a suceder y que hay peligro; generalmente producen muchas manifestaciones físicas como taquicardia, corazón acelerado, dolores de cabeza así como hipocondría, somatización, y pensamientos catastróficos constantes.
 
El Dr. Manuel Ortega, médico psiquiatra de la Universidad Central de Venezuela (UCV), comentó que los pacientes que han tenido trastornos de ansiedad o pánico tienen 50% de probabilidades de sufrir depresión. Para resolver estas patologías es fundamental la participación activa de las personas que la padecen y de sus allegados. El primer paso consiste en reconocerla y buscar apoyo. Cuanto antes empiece el tratamiento, mayor será su eficacia.
La doctora Norma Barreno, psiquiatra del Hospital Domingo Luciani de Caracas, explicó que la fobia social, es uno de esos diagnósticos de reciente ingreso en el manual (1980), lo que ha ayudado a que se trate de forma efectiva para combatir sus consecuencias. “Las personas con fobia social sienten miedo intenso de relacionarse con otras personas o de cualquier situación en la que tengan que dar una opinión y estar expuestos; tienen miedo de hacer el ridículo. Este temor los limita enormemente, los aísla y genera discapacidad social”. 
La galena también afirmó que esta patología generalmente se genera  en la primera etapa de la adultez joven, cuando se está comenzando la universidad o vida laboral y hay que relacionarse con los compañeros, tener una pareja, hablar en público, entre otros. “En ese momento sufren un primer quiebre les impide relacionarse de manera normal y que luego va acompañado con depresión, ansiedad y abuso de sustancias como drogas y alcohol para tratar de combatir los síntomas”. 
Antidepresivos, el tratamiento para combatir estas dolencias
La Dra. Barreno comentó que el tratamiento para estas patologías combina la psicoterapia con los fármacos, específicamente los antidepresivos. “Son tratamientos efectivos si los aplicamos en la dosis adecuada y en el tiempo que corresponde. Además garantizan que el paciente va a tener una mejor calidad de vida, y van a disminuir la posibilidad de recaída y recurrencia a lo largo de su vida. Los beneficios en el tiempo son excelentes. Tengo pacientes que tomando antidepresivos han podido retomar sus estudios universitarios y concluir su carrera.” enfatizó.
Cabe destacar que los antidepresivos, en especial los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), están aprobados tanto para la depresión como para la ansiedad, y la mayor evolución actualmente es el perfil de seguridad con menores eventos adversos.
La doctora concluyó comentando que la fobia social es algo más que timidez y la depresión es algo más que tristeza. Por ello, es importante diagnosticarlo y tratarlo a tiempo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*