Inhibidores de la DPP-4 demuestran eficacia en el control de la Diabetes tipo 2

La diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad crónica con elevada morbilidad y mortalidad a nivel mundial. Su tratamiento primario consiste en mantener la glicemia en límites normales. Los estudios médicos han permitido incorporar una nueva clase de medicamentos conocidos como inhibidores de la dipeptidil-peptidasa IV (DPP-4), los cuales ayudan a controlar la glucosa del paciente que no ha obtenido buenos resultados con los fármacos orales usados habitualmente.

La Dipeptidil-Peptidasa IV, es una enzima presente en el organismo, cuya función es regular la acción de las incretinas, al destruir a dichas hormonas a través de un proceso químico enzimático. Los inhibidores de la DPP-4 estimulan al páncreas para que aumente la liberación de insulina y hacen que el hígado deje de producir glucosa.

Rodolfo Catanho, médico internista, explicó que la vildagliptina pertenece a una nueva clase de hipoglucemiantes inhibidores de la enzima DPP-4 y actúa aumentando los niveles de las hormonas incretinas, estimulando la liberación de insulina y disminuyendo la de glucagón. Este nuevo medicamento es una terapia coadyuvante de fármacos ya existentes para el tratamiento de la diabetes como la metformina, sulfonilureas, tiazolidinedionas o insulina.

Catanho indicó que por ser un tratamiento coadyuvante, la vildagliptina permite al paciente controlar su patología, “disminuyendo en algunos casos la dosis que necesita para alcanzar las metas acordadas con el médico tratante y minimizando los efectos adversos de algunos antidiabéticos”.

La vildagliptina puede ser utilizada en todas las instancias de la enfermedad, desde la pre-diabetes, combinada con metformina; en la diabetes, combinada bien sea con tiazolidinedionas o sulfonilureas, o en pacientes que requieren insulina luego de haber usado antidiabéticos orales (insulino-requirientes).

El internista destacó que gracias al éxito de la vildagliptina en los países donde ya ha sido aprobada, se han podido comprobar otros beneficios asociados a esta terapia, tales como su efecto neutro sobre el peso corporal del paciente, el control de sus niveles de presión arterial y de su perfil lipídico, lo cual se traduce en una mejor adaptación al tratamiento.

.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*