La influenza estacional es mucho más que un simple resfriado

 
Contra el ataque de “la rompehuesos” la vacunación anual es la mejor medida
 
La gripe o influenza estacional es un virus agresivo que afecta a todas las personas sin importar  edad o sexo. Nadie está libre de contagiarse. Cada vez que alguien estornuda  puede expulsar millones de partículas infecciosas. Esto explica que sea común la propagación de las epidemias en sitios cerrados como guarderías, colegios y centros laborales, trenes subterráneos y también lugares de entretenimiento como cines, entre otros.

 

Al respecto, el doctor Guillermo Stern, miembro de la comisión de inmunización de la Sociedad Venezolana de Pediatría, dijo que la gripe estacional es una enfermedad respiratoria transmisible causada por  el virus  influenza. Esta patología no conlleva mayores riesgos en personas sanas, pero en  ancianos e  individuos con enfermedades crónicas, se  pueden presentar complicaciones como neumonía, bronquitis o asma.

 

A diferencia del  catarro común o resfriado -una afección que produce fiebre, mucosidad por la nariz y malestar general por 72 ó 96 horas como máximo- la influenza puede postrar a un individuo hasta por dos semanas. “Alguien con este virus puede durar de siete a 14 días con la enfermedad, tener fiebre elevada durante una semana, dolor en los músculos y en las articulaciones. Además, existe el riesgo latente de complicaciones bacterianas por neumococo”, aseguró el galeno.

 

Según el pediatra, el tratamiento primario sintomático de la influenza estacional implica aislamiento, reposo en cama, administración de antipiréticos y analgésicos, terapias contra infecciones bacterianas secundarias y, en caso de complicaciones, hospitalización. 

 

Ausentismo

El también puericultor del Instituto Pediátrico La Florida, ubicado en Caracas, dijo que la gripe es una causa frecuente de ausentismo escolar y laboral. “Anualmente, cerca del 10  por ciento de la población mundial se contagia de influenza estacional, esto se traduce en aproximadamente 500 millones de personas”, agregó.

 

El especialista dijo que la vacunación contra la enfermedad en niños y trabajadores adultos y sanos es la mejor medida costo beneficio, y debe hacerse anualmente por el cambio de las cepas que ocurre en cada nuevo invierno (en Venezuela ya está disponible la vacuna correspondiente al invierno  2009). Este  método preventivo puede aplicarse desde los seis meses de edad y su eficacia es de hasta 90% en adultos sanos.

 

Gripe viajera

El doctor Stern, quien también es miembro de la Anemia Working Group Latinomerican y el Iron Club Latinoamerican,  explicó que el virus de la influenza estacional muta y se activa anualmente durante los meses de invierno en los países con cuatro estaciones, donde los cambios climáticos favorecen la propagación del virus de la influenza, por eso esta afección es muy frecuente en los países templados.

 
En el caso particular de Venezuela ocurre que “por la ubicación geográfica somos un país de tránsito, por ende, los aeropuertos son centros de convergencia. Dicha circunstancia también permite la propagación de la influenza estacional”, concluyó el galeno.
 
.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*