Las calorías son fuente de vida, no le tema

Son las más temidas por quienes quieren controlar su peso, pero las calorías son en realidad aliadas de todos. Un mito es pensar que sólo por consumirlas una persona engorda. La obesidad es una condición multifactorial, asociada con variables como la genética, los  inadecuados hábitos alimenticios y la falta de actividad física.

 

Una caloría es una unidad de energía que aporta un alimento y que el cuerpo utiliza para respirar, caminar, pensar y hasta dormir. Llegan al sistema digestivo por medio de toda la comida. Esas microscópicas partículas le permiten a cada músculo u órgano cumplir su función. ¿Cómo lo hacen? Ellas contienen lo necesario para “poner en marcha” los diferentes procesos del cuerpo.

 

Existen fórmulas para calcular cuántas calorías ingresan a nuestro cuerpo en promedio en un día. En Latinoamérica, se estima que la población consume unas 2000 calorías diarias. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los latinoamericanos obtienen su energía principalmente de proteínas como las nueces o la carne roja (15%), los carbohidratos como la papa, harina, el azúcar y algunos granos como los frijoles (55%) y grasas como el aceite y la mantequilla (30%).

 

“Este cálculo se hizo con base en grandes estudios poblacionales con estimaciones del consumo de alimentos que cubre los requerimientos de una población y con los cuales esta población es suficientemente activa, productiva y saludable y la mayoría de los estudios aproximan a 2000calorías”, explicó la médico nutriólogo venezolana Marianella Herrera, Miembro titular de la Sociedad Científica Venezolana de Obesología.

 

Su origen es natural

 

Le podría sonar curioso pero las calorías provienen del sol. Las plantas las reciben y procesan los diversos nutrientes durante la fotosíntesis, éstos llegarán posteriormente a otros seres vivos cuando se comen las plantas. Por ejemplo, si una vaca consume pasto, va a procesar esas calorías y las va a dejar en su leche y en su carne. Cada vez que un humano consume estos otros productos estará procesando las calorías que se originaron en el sol y pasaron por el pasto y la vaca. 

 

Es una especie de cadena en la que todos se ven favorecidos por las calorías. Pero nuestro organismo no es el único que las utiliza. Cada vez que usted le da inicio a su vehículo pone las máquinas a quemar las calorías que vienen de la gasolina –mismas que vienen del petróleo. Un claro ejemplo de ello es que 4 litros de gasolina contienen 31 millones de calorías.

 

¿Por qué les tememos?

 

El cuerpo humano es una de las “máquinas” mejor diseñadas en la naturaleza, en él nada se desperdicia. Cada vez que usted consume un alimento –sin importar cuál sea- se llena de micro partículas cargadas de energía (calorías). El aparato digestivo se activa inmediatamente para extraerlas y distribuirlas por todo el cuerpo.

 

La causa fundamental de la obesidad es el desbalance energético entre calorías consumidas y gastadas. Si usted ingiere más calorías de las que gasta, el cerebro envía la señal para que se almacenen dentro de las células del cuerpo. Tarde o temprano las utilizará como refuerzo en caso de que en algún momento no llegue la suficiente energía para que el cuerpo funcione normalmente. Si usted suele consumir más calorías de las que necesita esas “bodegas” comenzarán a hacerse más y más grandes y es cuando empiezan a aparecer en nuestro abdomen y otros puntos del cuerpo los famosos “rollitos” o “llantas”.

 

Para conocer cuántas calorías requiere al día usted puede visitar a su médico o nutricionista. Una de las recomendaciones que realizan varias instituciones especializadas, como el Departamento de Salud Estadounidense, es programar cinco momentos de comida al día. Tres más grandes como el desayuno, el almuerzo y la cena; dos más entre comidas que son pequeñas meriendas.

 

Escoger qué comer no es complicado, la gama de variedades es grande y le permitirá al cuerpo estar quemando calorías a lo largo de todo el día.

 

Según la Asociación Estadounidense de Médicos, si usted cumple con los cinco momentos de comida y  los combina con actividad física frecuente -al menos 30 minutos diarios, 5 veces a la semana- el resultado es que su cuerpo alcanzará un balance adecuado entre las calorías que necesita, las que recibe y las que quema.

 

Ningún alimento, por sí solo, es el responsable de engordar a una persona, al contrario, cada porción de comida o bebida le ayuda al cuerpo a tener las bases para seguir funcionando. Si su dieta no está balanceada entonces es mejor que comience a luchar por el equilibrio y a incorporar la actividad física en su rutina diaria.

 

Aliadas 24/7

 

Mientras usted lee esta información, mientras respira e incluso mientras duerme usted quema calorías. Esta es otra señal de por qué son tan útiles en la vida de una persona. Recuerde que el hecho de que el cuerpo baje revoluciones y entre en estado de reposo, no significa que dejó de operar, al contrario hay funciones como las respiratorias, las cardiacas y las cerebrales, que

 

En estado de reposo, un adulto sano quema entre 1.000 y 1.200 calorías diarias requieren de calorías para ejecutarse.

 

La Dra. Herrera destaca que, “las calorías debemos verlas como aliadas de nuestro ritmo de vida”.  También destaca que “no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*