Los fármacos para la fertilidad contribuyen marcadamente a los partos múltiples

 

A March of Dimes le preocupa el papel de los fármacos en la crisis de prematuridad

 

WHITE PLAINS, Nueva York, 16 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El uso generalizado de fármacos para la fertilidad, y no sólo los procedimientos de laboratorio usando alta tecnología, es una causa importante de partos múltiples y contribuye al problema de los nacimientos prematuros en Estados Unidos, dijeron hoy expertos durante el almuerzo del Consejo Asesor Nacional de Comunicaciones de March of Dimes.

Trabajando con expertos de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Joann Petrini, doctora en ciencias, subdirectora de investigaciones del Danbury Hospital en Connecticut y una asesora de March of Dimes, encontró que a los fármacos para hiperestimulación ovárica controlada (COH, por sus siglas en inglés), que se usan para estimular los ovarios de la mujer para acelerar la madurez y multiplicar la producción de óvulos, se deben cuatro veces más nacimientos vivos que a las tecnologías reproductivas asistidas (ART) como la fertilización in-vitro.

"Muchas personas se concentran en el papel de las ART en los nacimientos múltiples y no le dan la debida importancia a los fármacos para la fertilidad, que por sí solos son responsables de uno de cada cinco partos múltiples", dijo la Dra. Petrini. "Existe una posibilidad muy elevada de embarazo con fetos múltiples debido a estos fármacos, y eso conlleva un alto riesgo de prematuridad, y como consecuencia, problemas de salud de por vida para los bebés".

Las pacientes deben informar a sus médicos que su objetivo es tener un solo bebé y que quieren que los galenos usen tratamientos que minimicen el riesgo de embarazo múltiple, señaló Richard Dickey, doctor en medicina y doctor en ciencias, director médico del Instituto de Fertilidad de New Orleans y Profesor Clínico de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias de la Salud del Estado de Louisiana, en New Orleans.

"El objetivo de un médico cuando prescribe fármacos para la fertilidad es un bebé saludable", dijo el Dr. Dickey. "Los médicos no deben titubear respecto a la cancelación de ciclos de estimulación de la ovulación ni en decirle a sus pacientes que eviten quedar embarazadas si un ultrasonido muestra que hay demasiados óvulos presentes en un ciclo y que el riesgo de parto múltiple es elevado".

 

The March of Dimes insta a las sociedades profesionales a dedicarse más a la investigación y a asumir el liderazgo en la elaboración de directrices específicas, y alienta la aceptación de mejores prácticas para la correcta utilización y dosificación de los fármacos para la fertilidad, así como la asesoría y la vigilancia cuidadosa de mujeres tratadas con estos fármacos.

Además, March of Dimes dijo que se necesita un sistema para llevar el control de la cantidad de partos múltiples que son causados por fármacos para la fertilidad y para hacer que los profesionales se rijan por las directrices de la industria. Las mujeres que están tomando fármacos para la fertilidad siempre deben preguntar a su médico acerca de lo que pueden hacer para evitar tener un embarazo con múltiples fetos.

Anualmente nacen cerca de 88,000 bebés prematuros como resultado del reciente aumento de gemelos, trillizos y otros partos múltiples. Aproximadamente el 60 por ciento de los gemelos, más del 90 por ciento de los trillizos y prácticamente todos los cuatrillizos y partos múltiples de mayor orden nacen prematuramente. Además de los mayores riesgos asociados con partos múltiples, los estudios también han dado a entender que incluso infantes nacidos individualmente pero concebidos con estimulación de ovulación tienen mayor riesgo de nacer prematuros que los nacimientos individuales concebidos naturalmente, señalaron los autores del estudio.

The March of Dimes destacó que es vital que la Sociedad Norteamericana para Medicina Reproductiva, elColegio Norteamericano de Obstetras y Ginecólogos, y otras sociedades médicas elaboren directrices claras sobre el uso de los fármacos para la fertilidad para ayudar a prevenir tantos nacimientos prematuros.

En Estados Unidos nacen cada año más de 540,000 bebés prematuros. Según el Instituto de Medicina, los nacimientos prematuros cuestan al país más de $26 mil millones anualmente. Esta es la causa principal de muerte de recién nacidos, y los bebés que sobreviven a un nacimiento prematuro encaran el riesgo de problemas de salud durante toda su vida, como problemas respiratorios, retraso mental, parálisis cerebral, retardos en el desarrollo y pérdida de la visión y la audición. Incluso los bebés nacidos con sólo unas semanas de anticipación (gestación de 34-36 semanas, también conocida como nacimiento prematuro tardío) tienen tasas más altas de muerte y discapacidad que los bebés de término completo.

 

The March of Dimes es la organización sin fines de lucro líder en la salud de las mujeres embarazadas y los bebés. Con subsidiarias en todo el país, March of Dimes trabaja para mejorar la salud de los bebés evitando las malformaciones congénitas, el nacimiento prematuro y la mortalidad infantil. Para más información y los recursos más actualizados, visite marchofdimes.com o nacersano.org. Para tener acceso gratuito a estadísticas sobre salud materna e infantil a niveles nacional, estatal, de condado y de ciudad, visite PeriStats, en marchofdimes.com/PeriStats.

 

Fuente:  March of Dimes

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*