Principales organizaciones de derechos civiles en EEUU aúnan fuerzas para combatir la obesidad infantil

 
La Fundación Robert Wood Johnson otorga subvenciones a cinco grupos nacionales para hacer frente a los problemas de justicia social que alientan la epidemia de la obesidad

 

PRINCETON, Nueva Jersey, 7 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una iniciativa de $2 millones de la Fundación Robert Wood Johnson (RWJF) está uniendo a cinco organizaciones de derechos civiles con la prominencia y fuerza para hacer retroceder la obesidad infantil, especialmente entre las comunidades afroamericanas y latinas para quienes la epidemia ha sido especialmente tenaz.

 

En los próximos 16 meses, los grupos planean impulsar, de forma individual y colectiva, el apoyo público y los cambios de política necesarios para crear comunidades saludables. La iniciativa reconoce la capacidad de sus labores para resolver los problemas sistémicos de la injusticia racial y social que sustentan el acceso limitado de los vecindarios a la comida nutritiva y asequible o a lugares seguros donde sus hijos puedan disfrutar de la actividad física.

 

Las organizaciones incluyen la League of United Latin American Citizens (Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos -LULAC); Mexican American Legal Defense and Educational Fund (Fondo México-Americano de Defensa Legal y Educacional – MALDEF); National Association for the Advancement of Colored People (NAACP); National Council of La Raza (Consejo Nacional de la Raza – NCLR); y la National Urban League (NUL).

 

"Se unen estas organizaciones nacionales para expresar su opinión de manera contundente", dijo Risa Lavizzo-Mourey, M.D., M.B.A., presidenta y CEO de la fundación. "Ellas ayudarán a asegurar que todas las comunidades cosechen los beneficios de los cambios de política y del medioambiente que sabemos son necesarios para hacer retroceder la obesidad infantil. Su colaboración lo dice todo de su compromiso".

 

El anuncio de la iniciativa por la RWJF coincide con la designación de septiembre como el Mes de la Concientización sobre la Obesidad Infantil. Se reclama urgentemente la prevención en las comunidades de color dadas las disparidades alarmantes que siguen afectando las tasas de obesidad infantil y otros problemas de salud asociados.

 

Cuarenta por ciento de los niños varones hispanos tienen exceso de peso, por ejemplo, mientras casi tres de cada 10 niñas adolescentes afroamericanas son obesas. Y mientras la obesidad está asociada con el mayor riesgo del asma, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares para todos los niños, el riesgo es decididamente mayor entre estas poblaciones.

 

Cada una de las cinco organizaciones de derechos civiles ofrece una perspectiva particular de los objetivos y esfuerzos en marcha:

 

Brent Wilkes, director ejecutivo de LULAC: "La obesidad infantil entre los latinos es un problema que exige la atención, educación y abogacía inmediata y duradera a nivel local, estatal y federal. Como parte de sus esfuerzos por responder a la epidemia, LULAC tomará la delantera en promover Latinos Living Healthy. Esta iniciativa movilizará a las redes de base de defensores latinos para que se conviertan en participantes vocales y vibrantes del proceso de la política de salud pública, para garantizar buenos resultados de salud a medida que se aborda la obesidad infantil en particular".

 

Thomas A. Saenz, presidente de MALDEF y abogado general: "El efecto dispar de la obesidad infantil en las comunidades latinas y afroamericanas es un problema nacional de derechos civiles que impacta la fuerza de trabajo norteamericana futura la cual sostendrá y continuará construyendo nuestra gran nación. Tenemos que actuar de inmediato para hacer frente a este problema para asegurar nuestra futura nacional. MALDEF se complace en asociarse con nuestras organizaciones hermanas RWJF para aceptar hacer frente a esta inquietud crucial".

 

Benjamin Todd Jealous, presidente y CEO de la NAACP: "Esta epidemia es un problema de la justicia social y está afectando a las comunidades afroamericanas y a las de color a un rito desigual. Hay que preguntarse, ¿quién asumirá la responsabilidad de apoyar políticas públicas que producirán comunidades más saludables? ¿Quién debe ser considerado responsable de la salud de nuestros hijos? La NAACP está preparada a asumir la responsabilidad de luchar por la salud de la próxima generación".

 

Janet Murguia, presidenta y CEO de la NCLR: "Cuando dos de cada cinco niños latinos padecen de sobrepeso y obesidad infantil, el problema no es solo uno de nutrición – es un problema que amenaza el futuro mismo de esta comunidad y nuestro país. Como nación, tenemos que afrontar los factores sociales y medioambientales arraigados que obstaculizan la capacidad de los niños y de las familias latinas de recibir comidas saludables y asequibles, y hacerse cargo ellos mismos de su propia salud y bienestar".

 

Marc Morial, presidente y CEO de la NUL: "Nos ennoblece y gratifica poder formar parte de esta importante iniciativa con la RWJF y las otras organizaciones de derechos civiles para poder acabar con la obesidad infantil. En la Liga Urbana Nacional, nos dedicamos a soluciones efectivas en las áreas de política, abogacía, y los programas basados en las comunidades, y aprovecharemos estas herramientas para vencer este reto al bienestar de nuestros hijos y comunidades".

 

Los grupos están haciendo frente a la obesidad infantil mediante sus propios grupos de electores y un enfoque en las políticas federales y/o estatales con el mayor impacto en la salud infantil, la nutrición infantil y las disparidades de salud dentro de sus comunidades. Como parte de la iniciativa, están preparando resúmenes y análisis de política, planeando adiestramiento en abogacía, realizando discusiones de mesa redonda a nivel regional y enfatizando la obesidad infantil durante reuniones nacionales.

 

 

Fuente: Robert Wood Johnson Foundation

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*